Peligro_ofertas

Todos queremos ahorrar, está claro, sin embargo, ¿somos conscientes de que no hay duros a cuatro pesetas? Hay que vigilar con la publicidad engañosa, que por desgracia en el mundo de la óptica es bastante abundante. Por suerte somos muchos los ópticos y optometristas que trabajamos con honestidad, ofreciendo nuestros productos a un precio justo. Trabajamos un tema de salud.

En el tema de gafas progresivas es muy frecuente ver ofertas por menos de 200 €, progresivos de alta gama con la montura incluida. Muchas veces esta supuesta alta gama para los ópticos honrados es gama baja, y que a menudo ni la vendemos, principalmente porque son de tecnología muy antigua. Toda marca de lentes, sigue innovando día a día, ofreciendo cada vez mejores productos, pero eso no quiere decir que no siga produciendo productos más económicos, normalmente destinados a promociones de bajo coste.

Por otro lado, por mucho que sean de última generación en progresivos, el campo de visión completo no existe. Se mejora día a día y ahora hay campos visuales más amplios. Los progresivos funcionan con diferentes graduaciones para las diferentes distancias de visión. Normalmente el campo de distancia media es el más estrecho, comparado con la visión normal, el que utilizamos normalmente para trabajar con el ordenador. Hay que tener en cuenta que no todos tenemos las mismas necesidades visuales. Un buen profesional te adaptará las distancias a tus necesidades reales, el «otro» utilizará unos estándares.

Vigila cuando te «regalan» otro par de gafas al comprar el primer par… Seguramente con las primeras gafas ya estás pagando el resto. No sufras que ellos no perderán dinero…

En cuanto a las monturas, no te dejes seducir por una marca de moda con cierto prestigio. Muchas marcas licencian su imagen y marca para que alguien fabrique bajo su nombre y sus «valores». Grandes marcas de moda tienen dos gamas, una más económica y una prémium. El precio es sustancialmente diferente y es porque la calidad de la segunda es muy superior. Por otro lado hay marcas, no tan conocidas, que sólo hacen monturas, muchas de muy buena calidad y diseños interesantes.

Por eso te recomendamos que tengas sentido común. En tema de lentes apúntate el modelo de lentes y con qué acabados (cristales reducidos, antirreflectante, filtro azul…) te ofrece cada óptica y compara el presupuesto con más de una óptica. Y en tema de monturas… No sólo mira dónde o quién las ha diseñado, mira también donde se han fabricado. Y no estamos diciendo que los productos fabricados en Asia sean todos de baja calidad.

Si publicamos este artículo es porque somos conscientes de que estamos vendiendo una prótesis para mejorar la visión. Es un tema de salud y en este tema no vale vender gato por liebre.

Puedes encontrar más información en este blog de colegas que velan por la buena praxis en óptica.